Forjado Colaborante

Para la construccion del forjado colaborante, disponemos de varios modelos de chapa colaborante a elegir en función de  sobrecargas, luz entre apoyos del forjado, y cantidad deseada por el cliente, que determinara el perfil a comprar.

Si la cantidad  de chapa colaborante, es pequeña se suministrara desde el almacen a 6m de longitud y si la cantidad es elevada se fabricaran las piezas a medida.


¡! SOLICITE PRECIO¡¡, LE ASESORAREMOS ENCANTADOS.

Forjado realizado con chapa colaborante.

Descripción Forjado colaborante.

El forjado colaborante es de tipo mixto ya que tiene partes metálicas y de obra civil.

Se define como  forjado colaborante  uni direccional, ya que los nervios formados por la chapa trapezoidal trabajan en una sola dirección a flexión.

Tanto las partes metálicas del forjado colaborante, como de obra civil  colaboran  conjuntamente para compensar los distintos tipos de esfuerzos que se producen en la losa formada .

Elección de chapa colaborante

La elección de la chapa para forjado colaborante estará condicionada por los siguientes factores:

  • Canto necesario de losa.
  • Sobrecarga requerida.
  • Distancia entre apoyos.
  • Requerimientos contra el fuego.

Tabla de Contenido

Composición del forjado colaborante.

La composición del forjado colaborante está hecha por mallazo anti-fisuración (para repartir de manera continua las cargas sobre la losa y absorber efectos de la temperatura y retracción), armado de negativos (para absorber los esfuerzos de tracción), armado de positivos (que aportan al conjunto la resistencia al fuego requerida) y perfil de chapa metálica grecada, y hormigón.

Todo ello colabora estructural mente para conformar una losa maciza con altas prestaciones mecánicas para dar solución a las diferentes situaciones requeridas en proyecto.

La chapa metálica que actúa de soporte para el hormigón y los demás elementos tiene unas embuticiones que conectan con el hormigón mejorando la adherencia o colaboración con el hormigón introducido en ellas.

Composicion del forjado colaborante

El suministro de la chapa colaborante se realiza mediante paquetes adecuados a las necesidades del cliente. Cada paquete normalmente se limita a peso no superior a 2000 kg.

Durante el almacenamiento se deben proteger los paquetes de la humedad cubriéndolos con lonas y manteniéndolos sobre tacos que eviten su contacto directo al suelo.

Estos paquetes se izarán o elevaran mediante eslingas adecuadas a la carga a transportar, y deberán ser lo suficientemente compactos para evitar que las chapas colaboranets tengan desplazamientos dentro del paquete.

Las longitudes de los paquetes de chapa colaborante podrán oscilar a petición del cliente y según despiece de la obra objeto de aplicación.

Para suministros inferiores a 100 m2 de chapa colaborante, el cliente se adaptará a formato de almacen estándar de 6m.

El forjado colaborante tiene varias ventajas sobre el forjado convencional menos peso (mejorando la relación resistencia/peso), y reduciendo significativamente los costes de transporte, acopio y montaje (operación de apuntalamiento evitable).

Para mejorar el comportamiento de las partes metálicas frente a la resistencia al fuego existen una serie de medidas adicionales de protección.

Básicamente este consiste en añadirle refuerzos adicionales en los centros de los valles de la chapa, mediante redondos metálicos que resisten los momentos positivos provocados por la acción del fuego.

El recubrimiento mínimo del hormigón será tal qué en estas armaduras no se llegue a la temperatura de 500 grados centígrados en un tiempo reducido.

 Cuando las exigencias sean elevadas se puede complementar estas protecciones con revestimientos protectores minerales de fibra, o tipo vermiculita sobre la chapa proteger.

 El forjado colaborante protegido al fuego se comporta como un falso techo con las propiedades de para llamas y es un retardante magnifico de paso del fuego de una dependencia a otra según se considere en la sectorización.

Instalacion del forjado colaborante.

La instalación de la chapa para la ejecucion del forjado colaborante se realizará mediante el izado de los paquetes que se apoyaran sobre vigas principales.

Izado paquete chapa colaborante
Paquete de chapa colaborante, suspendido de eslingas, en el aire, izado a las vigas principales de estructura.

Las chapas  colaborantes, se extenderán sobre las vigas y a continuación se fijarán mediante tornillos adecuados a la estructura.

Se respetaran los  solapes necesarios cuando fuera necesario prolongar la longitud del forjado colaborante.

Esta longitud se prolongara mediante la prolongación de la chapa superior del solape, este solape será de mínimo 150 mm.

Chapa colaboarante, extendida y fijada a la extructura
Chapa colaborante colocada y extendida sobre vigas.

Una vez extendidas las chapas colaborantes (que previamente habrán sido fijadas a la estructura), se procederá a su limpieza.

Se protegerán las zonas donde se estén realizando cortes en las chapas colaborantes, para evitar que las limaduras o rebabas puedan afectar al resto de chapas colocadas en el entorno.

Durante la construccion del forjado colaborante no se podrá realizar otra actividad o trabajos de otros gremios tanto en la planta inferior como superior.

Cómo complementos a la chapa colaborante. se puede colocar un remate perimetral para que no salga el hormigón de la zona a fraguar.

Este remate se dimensiona en función del espesor de la losa.

En la fase de encofrado se verificará que no quedan huecos por donde pudiera salir el hormigón y se comprobara que el remate perimetral está correctamente colocado y que los solapes están sellados o con mayor densidad de tornillos de unión entre chapas.

Cada uno de los perfiles colaborantes comercializados disponen de sus propias especificaciones en cuanto al mallazo negativos, positivos y diferentes volúmenes de hormigón.

Las tablas de sobrecargas de los diferentes perfiles colaborantes comercializados exponen la necesidad de apuntalamiento o no en las zonas sombreadas.

Estos puntales se colocarán una vez extendida y atornillada la chapa colaborante a la estructura.

Apuntalamiento de chapa colaborante
Vista de forjado colaborante parte inferior, operación de sopandado mediante puntales.

El apuntalamiento se realizará de la planta inferior hacia la superior sin dejar ninguna planta intermedia sin apuntalar.

El desmontaje de los puntales se realizara en orden inverso al montaje, es decir desmontaran primero la planta superior y así sucesivamente hasta la inferior.

Estos puntales se mantendrán  hasta pasados 28 días del vertido del hormigón, pero siempre teniendo en cuenta la evolución del fraguado del hormigón.

En ocasiones será necesario utilizar conectadores entre la placa colaboranet y la estructura.

Estos conectadores se calcularán según indicaciones de las marcas fabricantes de los mismos, e indicaciones de la dirección facultativa.

Para la realización de huecos es necesario tenerlos previstos antes del fraguado del hormigón ya que una demolición posterior al fraguado podría dañar la colaboración entre la chapa y el concreto.

Estos huecos podrían señalarse en la fase de vertido del hormigón mediante piezas de poliestireno expandido que una vez fraguado hormigón se retirase, para proceder al corte de la placa colaborante.

Si te ha gustado Forjado Colaborante, quizás también te guste:
Call Now ButtonInformación
Contacto
close slider

¿Buscas precio para chapa perfilada? ¿Tienes alguna duda relacionada con nuestros productos? ¿Tienes alguna otra consulta sobre cerramientos o cubiertas?, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

✉ Email: info@chapa-perfilada.com
☎ Teléfono: +34 673 498 042

_____________________________________________________________________________


Acepto recibir la información que la entidad considere oportuno enviarme por correo electrónico o medio de comunicación electrónica equivalente. (Es posible darse de baja en cualquier momento).

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.